Guía de introducción al autoconsumo fotovoltaico

Hoy en día prácticamente todo el mundo ha oído hablar en alguna ocasión sobre la energía fotovoltaica, y las posibilidades de ahorro que ofrece para nuestros bolsillos. La finalidad es bien sabida, producir energía de forma barata y limpia que nos permita, entre otras cosas, amortiguar el coste de la electricidad que utilizamos.

Hoy en día prácticamente todo el mundo ha oído hablar en alguna ocasión sobre la energía fotovoltaica, y las posibilidades de ahorro que ofrece para nuestros bolsillos. La finalidad es bien sabida, producir energía de forma barata y limpia que nos permita, entre otras cosas, amortiguar el coste de la electricidad que utilizamos. Sin embargo, conforme se va profundizando en el tema, aparecen a cada paso nuevas dudas y factores a tener en cuenta.

¿Estás pensando en ponerte paneles solares? ¿Has oído hablar de los beneficios de tener una instalación fotovoltaica, pero te siguen quedando dudas sobre si realmente te interesa? ¿Tienes ya varios presupuestos para comparar, pero no acabas de decidirte por cuál te conviene más? No des más vueltas, desde ATES te presentamos nuestra guía de introducción al autoconsumo fotovoltaico, con la que podrás despejar tus dudas y elegir con criterio tu instalación. Si deseas que además te asesoremos de forma personalizada y sin compromiso, ponte en contacto con nosotros en comercial@ates.es, y cuéntanos qué necesitas.

1. Conceptos básicos, ¿Qué es la energía fotovoltaica?

características instalación fotovoltaica

El sol, nuestro gran aliado y fuente de recursos, nos hace llegar de forma continua una cantidad descomunal de energía, de la cual perdemos la mayor parte sin poder aprovecharla. Mediante el efecto fotovoltaico, descubierto por el físico francés Alexandre Edmond Bequerel en 1838, podemos convertir directamente esta energía desaprovechada en electricidad de uso para nuestras necesidades. La energía fotovoltaica es la energía obtenida por conversión directa de la luz solar en electricidad.

2. Principales componentes de una instalación fotovoltaica

componentes principales instalación fotovoltaica

Paneles

Los paneles fotovoltaicos son el elemento imprescindible para poder convertir la energía solar en electricidad. Hechos normalmente de silicio cristalino, convierten la luz solar en energía eléctrica gracias a procesos electro-químicos.

Inversor

Pese a que los paneles son el elemento imprescindible de cualquier instalación, el inversor es siempre el corazón de la instalación. Los paneles generan electricidad en corriente continua, y la mayoría de nuestros consumos necesitan corriente alterna. El inversor se encarga de convertir la corriente de los paneles para que podamos aprovecharla directamente, y su correcto funcionamiento influye directamente en el rendimiento de nuestra instalación.

Baterías

Mediante el uso de baterías podemos almacenar la energía captada por los paneles, de tal forma que si no la necesitamos en el instante de estar generándola, podamos aprovecharla más tarde. Si bien para algunos tipos de instalaciones son imprescindibles, no siempre son aconsejables, y este punto suele despertar una gran cantidad de dudas, por ello le hemos dedicado un apartado independiente en nuestra guía que podrás encontrar más adelante.

Todos los componentes tienen una vida útil, pero de una instalación bien dimensionada y mantenida se espera un rendimiento de al menos el 80% respecto del original pasados 25 años.

3. Factores a tener en cuenta para dimensionar nuestra instalación

Instalación fotovoltaica orientación tejados placas solares
Demanda energética

Cada uno tenemos unas necesidades distintas, y existen muchos perfiles de consumo diferentes. Es por ello que nuestra instalación debe estar dimensionada acorde a nuestras necesidades concretas. La forma más sencilla de ver nuestro consumo anual es con las facturas eléctricas, en ellas podremos ver el consumo medido en kilovatios hora (kWh) para el mes facturado, y también para casi todas las comercializadoras encontraremos una gráfica con los consumos de los últimos meses.

Si quieres ver datos más precisos, te aconsejamos que te des de alta en la página web de tu distribuidora eléctrica, donde podrás acceder a los datos reales registrados por tu contador.

Superficie y orientación disponible

Una vez sabemos la demanda de energía que tenemos, es hora de ver cuántos paneles nos caben en el tejado, y cómo debemos orientarlos.

Para el tamaño debemos primero saber cómo los queremos colocar, si el tejado tiene una buena orientación respecto del sur se podrán colocar de forma coplanar, esto es directamente sobre las tejas sin ninguna inclinación adicional. En el caso de necesitar corregir la orientación de los paneles, podremos ponerlos con soportes inclinados que los orienten hacia donde necesitamos.

Para el espacio podemos tomar como referencia las medidas de un panel estándar, que suelen ser de 2×1 metros. Es importante tener en cuenta que si vamos a colocar los paneles de forma coplanar podemos usar toda la superficie, pero en el caso de colocarlos mediante soportes inclinados tendremos que dejar una separación entre las filas de paneles, para que no se den sombra unos a otros.

Potencia necesaria

La gran pregunta, ¿cuántos paneles necesito realmente? Siempre te vamos a recomendar que llegados a este punto te pongas en contacto con profesionales del sector, que puedan aconsejarte analizando tus consumos. Aun así, conviene tener unos conocimientos mínimos para poder comparar o elegir presupuestos con criterio.

Más potencia no siempre es mejor: la primera premisa es que no tiene por qué ser necesario instalar lo máximo que podamos, siempre existirá una cantidad óptima según nuestros consumos anuales.

Cálculos sencillos: existen diferentes páginas gratuitas oficiales donde podemos calcular de forma aproximada la energía producida para una potencia determinada, siempre según la ubicación y orientación de nuestro tejado. Te recomendamos que una vez tengas clara la energía que necesitas viendo tu demanda, la orientación de tu tejado, y la cantidad de paneles que puedes poner, calcules con la ayuda de una de estas páginas la potencia que necesitas para producir dicha energía. Puedes utilizar por ejemplo la página oficial de la Comisión Europea, en el siguiente enlace https://re.jrc.ec.europa.eu/pvg_tools/es/#PVP

4. Tipos de autoconsumo

tipos diferentes autoconsumo fotovoltaico

Según las características de nuestra instalación, le ley española permite 3 tipos diferentes de autoconsumo

Aislado de red

Para usuarios que no tengan la posibilidad de conectarse a la red de distribución, o prefieran no hacerlo por otros motivos. La instalación será totalmente independiente de la red, y de forma imprescindible se deberán instalar baterías para acumular la energía producida que no se consuma en el momento de generación.

Conectado a red sin vertido

Existe la opción de estar conectados a la red de distribución con nuestra instalación, pero no verter nada de energía a la misma, mediante una configuración concreta del inversor y dispositivos adicionales.

Conectado a red con vertido

La opción más extendida. Hasta hace poco era inviable debido a los impuestos que teníamos que pagar para poder verter nuestra energía sobrante a la red. Hoy en día esto ha cambiado, y ya no solo no tenemos que pagar, sino que todas las comercializadoras nos ofrecen comprarnos la energía que nos sobre a un precio acordado. El precio al que nos compran la energía siempre será menor que el precio al que nos la vendan, pero conseguiremos compensar a final de mes en la parte de demanda que no hayamos podido cubrir con nuestra instalación, por ejemplo en los consumos nocturnos.

Esta opción con la compensación del excedente hace que no sea necesario instalar baterías para tener un buen ahorro anual, reduciendo el coste inicial de la instalación fotovoltaica.

5. Baterías, ¿sí o no?

baterías en instalación fotovoltaica

Como hemos comentado antes, hay instalaciones en las que es imprescindible la instalación de baterías, como por ejemplo para las instalaciones aisladas de red. Ahora bien, ¿es interesante instalarlas si vamos a estar conectados a red? La respuesta dependerá siempre del porcentaje de la energía producida que podamos aprovechar de forma normal con nuestros hábitos de consumo.

Las baterías tienen un coste bastante elevado, y una vida útil determinada, tras lo cual deben ser reemplazadas. A la hora de decidir si instalarlas o no, debemos tener en cuenta el ahorro que nos van a aportar, y si realmente vamos a llegar a amortizarlas. Comprar la electricidad de la red sale caro, pero las baterías también.

Sabiendo la capacidad y la cantidad de ciclos de carga de la batería que estemos mirando, podemos hacer cálculos de forma sencilla siguiendo esta regla: multiplica la capacidad de la batería en kWh por la cantidad de ciclos de carga, multiplica el resultado por 0,7 dado que aproximadamente estos ciclos de carga serán para una profundidad de descarga del 70%, multiplica por el precio al que compras la energía con tu compañía en €/kWh y tendrás el ahorro aproximado que puede ofrecerte esa batería. Hay que tener en cuenta también el sobrecoste de poner un inversor capaz de trabajar con baterías, que suele ser el doble que un inversor normal.

En cualquier caso siempre se puede optar por no instalar las baterías desde el primer momento, pero dejar la instalación preparada para poder añadirlas en un futuro.

6. Requisitos legales de una instalación fotovoltaica

Documentación requisitos legales instalación fotovoltaica

Todas las instalaciones eléctricas deben cumplir una serie de requisitos legales, y además según la potencia que vayamos a instalar, unas condiciones más o menos estrictas del reglamento de baja tensión.

  • Permiso de obra. Lo primero que necesitamos saber es que para ejecutar una instalación fotovoltaica debemos pedir permiso a nuestro ayuntamiento, independientemente del tipo de instalación que sea o del municipio donde se vaya a instalar. Podemos encontrarnos con que no sea necesaria la solicitud de licencia de obra, y que nos permitan presentar la documentación por declaración responsable, pero como mínimo siempre tendremos que pagar la tasa municipal que tenga asignada el ayuntamiento, que variará si se considera la instalación como obra mayor o como obra menor. Te recomendamos que te pongas en contacto con el departamento de urbanismo de tu ayuntamiento.
  • Cumplimiento del reglamento. Según el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, de obligado cumplimiento, todas las instalaciones eléctricas deben ser ejecutadas por un instalador autorizado, con su correspondiente seguro de responsabilidad civil, y que posteriormente certifique la instalación con la documentación correspondiente.
  • Registro en Industria. La instalación fotovoltaica deberá quedar registrada en Industria mediante su boletín de instalación eléctrica, redactado por un técnico competente y según las condiciones en que se haya ejecutado. Además debes saber que si tu instalación va a contar con más de 10 kW de potencia, será necesario presentar un proyecto completo, el cual puede tener un sobrecoste sobre el precio final.
  • Compensación de excedentes. Si vas a optar por estar conectado a red con vertido, necesitarás presentar también la documentación que te exija tu empresa distribuidora, a fin de poder compensar el excedente vertido a red y obtener un rendimiento económico por el mismo. Tu empresa distribuidora le comunicará a tu empresa comercializadora que tu instalación está registrada, y esta última te ofrecerá entonces un precio por tu excedente de energía.

7. Pasos a seguir para tener tu instalación fotovoltaica

  1. Déjate asesorar por un profesional, siempre es recomendable ponerse en contacto con una empresa especializada, que te ofrezca una atención personalizada. Si quieres puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la dirección de correo comercial@ates.es
  2. Analiza tu demanda, calcula tu consumo anual en kWh
  3. Estudia tu tejado, fíjate en la orientación respecto el sur, la inclinación de la superficie disponible, y los metros cuadrados que tienes sin obstáculos o sombras
  4. Calcula con cuánta potencia, y según la orientación de tu tejado, puedes producir la energía anual que necesitas. No lo tomes como un dimensionamiento definitivo, úsalo como referencia para saber si te están ofreciendo una instalación sobredimensionada. Te recordamos el enlace donde puedes hacerlo https://re.jrc.ec.europa.eu/pvg_tools/es/#PVP
  5. Ponte en contacto con tu ayuntamiento para conocer los trámites y permisos necesarios, así como las posibles ventajas a nivel subvenciones y deducciones.
  6. Pide presupuestos, analiza y compara con criterio, y fíjate en las calidades de los componentes que te ofertan. Decide y comienza a ahorrar en tu factura de la luz.
Calcular potencia necesaria autoconsumo fotovoltaico